Campaña Litigiosa

Preparamos tu campaña exitosa

¡A tribunales!

Cuando llega el momento de acudir a tribunales, se necesita una campaña litigiosa inteligente.

Un litigio es una controversia; una lucha de dos visiones incompatibles que debe ser resuelta por el juez. No hay espacio para improvisar.

El éxito no está tanto en la fuerza,
sino en la inteligencia para usar los recursos con que se cuenta.

¿Cuándo necesitas una campaña litigiosa?

  1. Demandar. Has llegado a tu límite y tienes la convicción de que todo esfuerzo de conversación ha sido agotado. Sabes que debes reclamar lo que te corresponde y ha llegado el momento de acudir al derecho y a los jueces para tu defensa.
  2. Demandado. Has recibido la notificación de un litigio. Alguien más ha planteado una demanda en tu contra y el litigio llegó sin invitación. Debes actuar rápido pero con visión. No acudas sin compañía, la otra parte seguro que irá bien acompañada.

Es momento de armar y definir una ruta de acción, un mapa estratégico y un plan con diversas alternativas a la mano. Los plazos son breves, pero no vale la pena avanzar sin saber hacia donde se quiere llegar.

No basta responder cada requerimiento y cada etapa. Hay que plantear la solución más eficiente y de raíz.

Atendamos lo urgente mirando lo importante.

 

A %d blogueros les gusta esto: